6/10/11

IN MEMORIAM


video


Dedicado al hombre que hizo posible que cosas sencillas como esta 
las pudiera hacer cualquiera.

30/9/11

OTRA CHAPITA QUE PUDO SER Y NO FUE

Fue mi propuesta para bautizar la retrospectiva sobre La Movida. Al final se llamó La Movida.

LA MANO MALA


Érase un artista que, en la búsqueda de la esencia primigenia de la expresión, decidió pintar con su torpe mano izquierda. A medida que pasaron los años su siniestra fue ganando en destreza, hasta que acabó perdiendo el pulso impreciso que a la sazón le había proporcionado celebridad.

19/9/11

UNA PÉRDIDA IRREPARABLE


Una noche un borracho me apuntó con su pistola y apretó el gatillo. 

Desde entonces, cuando me emborracho echo de menos a mi doble en el espejo.

17/9/11

DOSEXNOTWEAR


EL SUEÑO ES VIDA

Anoche tuve un sueño. Lo de menos es qué soñé, de hecho ni me acuerdo. Lo que me dejó inquieto fue que en el sueño aparecían personas y se mencionaban hechos que solo tenían referente en otros sueños, pero no en la realidad, como si se tratara de una metaficción. Me pregunto si el plano onírico no será otra cosa que un universo paralelo. Sería genial que, ahora que la física cuántica ha abierto la puerta a la posibilidad de su existencia, se creara un grupo de investigación multidisciplinar, de esos que gustan a mi admirado Eduard Punset, que incluyera psicólogos y físicos (y expertos en sustancias enteógenas como Antonio Escohotado, ¿por qué no?) para averiguar si esto es así.  Quizá también algún chamán, que esta es materia de la que algunos tienen profundo conocimiento. Recuerdo que entre las enseñanzas que el indio Don Juan trataba de inculcar a su discípulo Carlos Castaneda se encontraba una sencilla técnica para arreglar los sueños: si consigues, dentro de tu sueño, mirarte las manos, entonces estás en disposición de controlar todo lo que ocurre en él y actuar según tu voluntad en lugar de estar a merced de tu inconsciente... o de los seres que pueblen ese universo paralelo en el que te zambulles cada noche.

ANTIMANIFIESTO

Solo para divertirme. Solo hasta que deje de divertirme. Sin compromiso de periodicidad de entradas. Sin obligación de responder a los amables comentadores. Advertencia general: vomitaré aquí cualquier cosa que se me pueda pasar por la cabeza; no esperes ideas, solo ocurrencias.  Dicho esto...